La obesidad no es un factor de riesgo para la diabetes




La obesidad no es un factor de riesgo para desarrollar diabetes El sobrepeso, la obesidad y su relación con la diabetes mellitus



El vínculo entre la obesidad y la diabetes tipo 2 es para muchas personas algo obvio. Sin duda alguna hemos escuchado en muchos medios que un factor de riesgo para desarrollar diabetes mellitus es el sobrepeso y la obesidad. Sin embargo, esto no es del todo correcto.



El verdadero factor de riesgo para desarrollar diabetes mellitus no es el sobrepeso o la obesidad en si, si no el tener un exceso de grasa visceral (que es la grasa que rodea los órganos internos). Este tipo de grasa es metabolicamente activa y causa un estado conocido como resistencia a la insulina, que es sin duda el mayor factor de riesgo para desarrollar diabetes tipo 2.

La grasa visceral es un factor de riesgo para desarrollar diabetes


Como bien sabemos la obesidad y el sobrepeso son factores de riesgo para muchas enfermedades, incluida la diabetes. Sin embargo es la acumulación de grasa visceral, el desencadenante de todos estos problemas.

Como bien vimos en entradas anteriores, no todos los tipos de obesidad son iguales. La distribución de la grasa corporal es muy importante, siendo mas dañina la que se acumula alrededor del abdomen. Este tipo de obesidad lleva el nombre de obesidad central, en la cual la grasa es predominantemente de tipo visceral, y por tanto, tiene mayor implicaciones metabólicas.

Todos sabemos que las personas obesas tienen un mayor de riesgo de desarrollar prediabetes y diabetes tipo 2,  ¿Por que hay personas con sobrepeso que no tienen diabetes mellitus?.


Millones de personas con sobrepeso y obesidad no desarrollan ninguna de estas condiciones. Investigadores de la Universidad de Texas Southwestern Medical Center evaluaron 732 individuos con diversos grados de obesidad, para determinar específicamente que factores son los que determinan la presencia de diabetes solo en algunas personas y en otras no.

Todos los participantes tenían un índice de masa corporal de 30 o mayor y estaban entre las edades de 30 y 65 años. Ademas, no tenían diabetes o enfermedades cardíacas al inscribirse en el estudio. Al inicio del estudio se recabo cualquier dato que pudiera entenderse como factor de riesgo para desarrollar diabetes, incluyendo antecedentes familiares de diabetes, indice de masa corporal, circunferencia de cintura, porcentaje de grasa visceral y subcutánea, la grasa del hígado, glucosa en sangre en ayunas, los niveles de varios biomarcadores de resistencia a la insulina, y los niveles de colesterol.


Al realizar un seguimiento de siete años, 84 de los 732 participantes habían desarrollado diabetes 2. En ellos se vieron aumentado los marcadores de la resistencia a la insulina, la glucosa en ayunas se vio elevada, aumento de la presión sistolica y un marcado aumento de peso durante el período de seguimiento. En este tiempo los niveles de exceso de grasa visceral se lograron asociar con un mayor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, con mas del doble de riesgo de presentar diabetes mellitus tipo 2 en presencia de un exceso de grasa visceral. En cambio, marcadores generales de obesidad, como el índice de masa corporal, la grasa corporal total, o la grasa subcutánea abdominal no se asociaron con un mayor riesgo de desarrollar la diabetes tipo 2.

Aproximadamente el 39% de los 512 participantes que habían tenido niveles normales de glucosa en ayunas al inicio de los estudios, desarrollaron prediabetes. Esto se asoció con niveles elevados de grasa visceral, resistencia a la insulina, edad avanzada, historia familiar de diabetes, y aumento de peso durante el seguimiento. Una vez más, el desarrollo de la condición no se asoció con la obesidad en si.

Sin duda alguna, este estudio es de mucha importancia pues nos ayuda a entender que no es la obesidad o el sobrepeso el factor de riesgo para desarrollar diabetes mellitus, si no que lo es el exceso de grasa visceral. Esto ayudara en un futuro a mejorar el tratamiento de la diabetes mellitus en base a los factores de riesgo que presenta la persona. Esta individualizacion permitirá un mejor control de la enfermedad y por tanto, disminuirá considerablemente las complicaciones relacionadas a la diabetes mellitus.


Real Time Web Analytics